no le saca la vuelta a la ley

Científicos denuncian fraude en Congreso de Paleontología organizado por el Ministerio de Cultura y ONG

En setiembre del 2016 se realizó en nuestro país un congreso científico, que a decir de sus participantes ha sido un hecho que terminó por afectar la imagen de la comunidad científica peruana.

Publicado: 2017-01-27

Del 20 al 24 de setiembre del año pasado, en la ciudad de Lima se realizó el IX Congreso Latinoamericano de Paleontología. Un certamen científico que ha despertado una serie de cuestionamientos en el plano internacional que a decir de sus propios organizadores terminó con un balance no positivo. Algunos participantes se quejaron de no haber recibido recibos de pago para sus informes de viaje en sus instituciones; además, que no se realizaron las excursiones, los investigadores invitados fueron engañados, entre otras irregularidades.

El evento fue organizado por el Ministerio de Cultura y el Instituto Peruano de Estudios en Paleovertebrados (IPEP), ONG liderada por el Sr. Carlos Vildoso.

Mientras que el equipo organizador estuvo integrado por Vildoso (IPEP), el biol. José Apolín (Ministerio de Cultura) y el Dr. Jean-Noel Martínez (Instituto de Paleontología - Universidad Nacional de Piura)

Estas situaciones sin duda dañan la imagen del país en el contexto internacional y desprestigia la seriedad de la paleontología peruana y sus protagonistas; donde están involucrados profesionales de diversas escuelas –la mayoría de la especialidad de Ingeniería Geológica- en diferentes universidades del Perú que se esmeran por investigar, publicar y generar conocimiento de importancia para el desarrollo de los sectores minero-energético y la ciencia nacional.

¿Pero qué sucedió realmente?

Paleontólogos peruanos y extranjeros han cuestionado que no se haya confiado la organización de este congreso a profesionales con representación institucional en el Perú. Refieren que la organización en México que cedió la posta al comité de organización de este congreso habría sido sorprendida.

Al respecto el investigador argentino Alvaro Mones, expresa: "En parte soy el culpable de lo ocurrido, ya que fui quien propuso a Carlos Vildoso en Guanajuato, para que la siguiente sede fuera Perú. Creí que en los últimos 25 años había cambiado, pero me equivoqué grandemente... Asumo mi error atrapado en mi buena confianza."

Mones refiere que al no existir otros candidatos en ese momento y como el único representante de Perú era Carlos Vildoso, el congreso en pleno le cedió la organización de la novena edición bajo la promesa de un evento científico de primer nivel y de trascendencia sudamericana, finalmente no sucedió así.

Asimismo, señala que un año antes del congreso aceptó participar como conferencista invitado. Luego fue notando que la organización venía de una quimera tras otra. La última fue la del 18 de setiembre, a dos días del certamen. Alvaro esperaba los pasajes de avión ofrecidos por el comité organizador en su condición de ponente. Estos nunca llegaron.

Por otro lado, hay quienes consideran que se han burlado de los investigadores extranjeros y aún hasta el final, ya que son los integrantes del comité organizador quienes se comprometieron a realizar una auditoría al evento que estuvo a su cargo; es decir serán juez y parte.

¿No existe pronunciamiento al respecto?

En México, Vildoso aceptó el desafío con el respaldo unánime de la Asamblea General de cierre del VIII Congreso. Aunque no salieron como se esperaba y existe mucho silencio en el país en torno a este tema, algunas publicaciones internacionales acreditan lo que detalla en este post.

El Instituto de Paleontología - Universidad Nacional de Piura, a cargo del Dr. Jean Noel Martínez, con referencia al desarrollo del congreso posteó: "A pesar de la frustración de situaciones anómalas, una inmensa satisfacción: haber llevado adelante, en un contexto extremadamente difícil... Gracias a Jose Apolin, Pedro Tapia Ormeño, entre otros. Hay quienes deben aún rendir cuentas y enfrentar sus responsabilidades. Seguiremos exigiendo que así sea. Se lo debemos a los participantes a este congreso."

Esa publicación aunque sin ecos ni aplausos latinoamericanos y a modo de automotivación cerró con un: ¡Que viva la Paleontología Latinoamericana!

A inicios de este año, también se refirió a lo sucedido en el IX Congreso Latinoamericano de Paleontología: "El segundo semestre del año fue muy difícil. Felizmente, nuestros aliados supieron entender que hicimos hasta lo imposible para superar situaciones incómodas que no originamos, pero en las cuales nos encontramos involucrados."

Para Alvaro Mones el único responsable es Vildoso, quien engañó a todos; afectando de la misma forma a Michel Laurin, Pedro de Luna (Peter Moon), Matt Lamanna, Ulyses Pardiñas, Pablo Puerta. E incluso el investigador  Andy Barnosky se pagó el pasaje con la promesa de que le sería reintegrado el dinero, lo que no habría hecho.

"Algunos participantes mencionaban que se cobró excursiones que luego no se realizaron y no se devolvió el dinero. Una situación muy triste e injusta para la imagen del Perú y de sus profesionales. "


JOSÉ APOLÍN, REPRESENTANTE DEL MINISTERIO DE CULTURA EN LA ORGANIZACIÓN DEL IX CONGRESO LATINOAMERICANO DE PALEONTOLOGÍA

Por su parte, José Apolín, representante del ambiente físico del Ministerio de Cultura, certifica lo dicho por Alvaro Mones; y agrega que fueron muchas irregularidades más, las mismas que a su parecer no serían causas del azar, sino de una estafa muy bien planificada.

"El Dr. Jean Noel Martínez y mi persona, tuvimos que tomar sobre nuestros hombros todo lo que el Sr. Vildoso no cumplió en el orden Adadémico y de logística, sin embargo no pudimos responsabilizarnos de manejo alguno de dinero puesto que la entidad encargada del manejo total del mismo fue el IPEP", refiere.

Se han realizado investigaciones relacionadas con los manejos del dinero a pedido de los participantes del congreso, aunque los resultados de la investigación son aún de carácter restringido.

Carlos Vildoso Morales, principal organizador del ix Congreso latinoamericano de paleontología, realizado en lima.

Por su parte, desde la página de Facebook del IPEP, Carlos Vildoso indicó como un error muy grave el haberse asociado con ciertas 'entidades' para la organización del IX Congreso Latinoamericano de Paleontología, su único socio en esta ocasión fue el Ministerio de Cultura. 

Menciona también que estas 'entidades' hicieron todo lo posible para que el evento transcurriera en forma sesgada, dentro de la medida de sus ambiciones, evitando el debate que pudieran amenazar sus intereses, bajo el 'cuento' de "proteger el patrimonio"; cegados por las sonrisas amistosas y los argumentos de buscar el bien nacional.

Dice que entre otras bajezas se recurrió a usurpar iniciativas ajenas y exigir invadir la privacidad de varias personas. Aunque anuncia que esa información fue entregada a los medios de comunicación, nunca se publicó nada al respecto.

Hasta ahora el Ministerio de Cultura no ha emitido un pronunciamiento oficial donde se señalen responsables y acciones para reparar el daño causado a la imagen de nuestro país y la comunidad científica peruana y paleontológica. Aunque, los hechos no se produjeron en su gestión, el ministro Salvador del Solar debería dar muestra de mano dura y actividad diligente por sostener y reparar la imagen de país, ya que como se dijo al inicio de este post, esta es una situación muy triste e injusta para el Perú y sus profesionales.

Escrito por

Juan Carlos Piscoya Quevedo

Comunicador Social Independiente


Publicado en